SAUL VIÑAS

Florencia

Trabajar la madera siempre ha sido mi pasión y vocación y afortunadamente he conseguido que la talla ornamental sea también mi oficio. Tras mi licenciatura en la facultad de Bellas Artes de Madrid, mi inquietud me llevó a Florencia donde tuve la posibilidad de empezar a trabajar porfesionalemnte en el taller «Bartolozzy e Maioli», que es sin duda uno de los má importantes y tradicionales talleres artesanales italianos. En principio mi actividad se centró en la reconstrucción de piezas eclesiásticas aprendiendo una forma de trabajar propia de los artesanos italianos, en un recorrido que abarca desde el S. XVIII hasta la actualidad.
Proyectos a destacar en los que participé en esta etapa: Mobiliario de Estilo para la villa de Silvio Berlusconi en Capri, la completa decoración interior del antiguo convento reconvertido en hotel «La Collegiata» en Sant Gimignano, la participación en la convocatoria para la restauración del teatro veneciano «La Fenice»…

Sevilla

Tras cinco años en Florencia, decidí volver a España y una vez en Sevilla comencé a trabajar como Tallista Ornamental en el taller de Bellas Artes, Escultura e Imaginería LIGNUS por un periodo de tres años.
Mi trabajo desarrollado en Lignus ha sido principalmente la creaciónde modelos ornamentales en este caso con un tipo de talla propio del barroco andaluz y una actividad principalmente enfocada a elementos procesionales, así como  a mobiliario eclesiástico participando en la creación de varios pasos procesionales para distintas hermandades.

La Gubia

Tras dejar el taller Lignus fui dos años profesor-monitor de Talla Ornamental en la escuela-taller «Cristo de la Vera Cruz» en Guillena (Sevilla) y en 2006 abrí mi propio taller.
En el taller Artesanal La Gubia, realizo en colaboración con otros artesanos, carpinteros, escultores, torneros o doradores cualquier tipo de trabajo basado en la talla ornamental de la madera: desde la creación de modelos por encargo a reconstrucciones, marcos, molduras de estilo, apliques, tallas aplicadas al mobiliario, objetos decorativos, artesonados, elementos de arte sacro…
Busco a través de la calidez de la madera y el buen hacer de la artesanía, el gesto y la huella personal que hoy se está perdiendo en la nube y en los fríos blancos de la decoración globalizada.